El Azul .

jun 05
2011

Ese abuelo.

Que con manos de amor y pasión , pintó la mesa del encuentro.

Ese encuentro de hijos y nietos , que con admiración y

Mesa del encuentro

respeto miraban y escuchaban a su

abuelo. Gente del interior profundo.

De domingos de simpleza.

Para ellos.